LAGUNA NEGRA

 

La Laguna Negra es el paraje más visitado de la provincia de Soria y es de obligada visita para aquellos que no la conocen. De origen glaciar y a 2.200 metros de altitud, se encuentra rodeada de paredes graníticas e infinidad de centenarios pinos y hayas. Desde ella se puede iniciar la subida a los Picos de Urbión (2.228 m.) y visitar el nacimiento del Río Duero.

A la Laguna Negra se puede acceder con coche hasta arriba, excepto en los meses de verano o en festivos con mucha afluencia de visitantes, en los que se prohíbe el acceso de vehículos particulares. En este caso, los dos últimos kilómetros hasta llegar a la Laguna Negra pueden hacerse bien en un autobús preparado para subir y bajar a los visitantes permanentemente,o bien acceder andando.

El primer Domingo de Agosto tiene lugar desde hace más de 40 años su famosa Travesía a Nado, en la que hay gran participación de nadadores.

Esta oscura, fascinante y enigmática Laguna, envuelta en leyendas, forma unos de los parajes más bellos de la provincia. Enclavada a unos 2.000 metros de altura, entre paredes graníticas y bordeada por infinitos pinares, dan a esta Laguna su aspecto oscuro y tenebroso.

En la pradera y alrededores existen míticos pinos y hayas de enorme tamaño. La oscuridad de las aguas y lo misterioso del paisaje de montaña de este «abrevadero de lobos»,  ha fascinado al hombre desde antiguo, como lo demuestran leyendas e historias como la de La Tierra de Alvargonzález.

Por eso tenemos que disfrutar de él con respeto y con la obligación de preservarlo para las generaciones venideras.

Ven a conocer la comarca y alójate en la casa rural Pinares de Soria, en Molinos de Duero. ¡Te esperamos!